Publicado el

Una visita virtual a Aluar. El gigante del aluminio argentino

Una visita virtual a Aluar. El gigante del aluminio argentino

Aluar Aluminio Argentino SAIC es una de las 10 empresas productivas más grandes de la Argentina y da trabajo a más de 2 mil empleados.

Creada en 1971, Aluar perteneció desde sus inicios al Grupo de la familia Madanes, quien controla varias empresas industriales entre las que destaca la fábrica de neumáticos Fate.

Aluar es la única productora de aluminio primario del país, alcanzando una producción anual de 460.000 toneladas. Orientada al mercado externo, Aluar abastece al mercado interno y exporta más del 70% de lo producido.

Entre textos y videos, en esta nota te invito a una visita virtual a Aluar, el gigante del Aluminio argentino. Voy a contarte su historia, cómo es el complejo proceso productivo del aluminio primario, cuáles son los principales productos que produce y, para terminar, la actualidad de una empresa que no para de crecer.

Historia de Aluar

Antes de Aluar

La historia de la producción de aluminio primario en Argentina se remonta a mediados de los años sesenta cuando el gobierno militar de la Revolución Argentina (1966) comienza a planificar un polo de desarrollo en el sur del país dentro del denominado «Programa del Aluminio».

El proyecto, principalmente impulsado por la Fuerza Aérea, buscaba sustituir las importaciones de aluminio que permita equilibrar la balanza de pagos a la vez que garantizar la soberanía productiva de un bien estratégico para la industria aérea. La frase «No puede haber seguridad sin desarrollo ni desarrollo sin seguridad» sintetiza el espíritu con el que se planificó la empresa.

Finalmente, en un proceso que se extiende entre los años 1971-1973, el proyecto para alcanzar la soberanía en la producción del aluminio se define realizar en Puerto Madryn Provincia de Chubut declarado «polo de desarrollo regional».

El proyecto requiere, además de la construcción de la planta de aluminio primario, la creación de un puerto de aguas profundas y una central hidroeléctrica para abastecer exclusivamente la demanda de la planta de aluminio.

El puerto de aguas profundas es necesario para ingresar la materia prima y sacar la producción de exportación. La central hidroeléctrica, bautizada Futaleufú, imprescindible dado la cantidad de energía requerida por el proceso de electrólisis mediante el que se obtiene el aluminio.

La mayor inversión del proyecto correrá a cargo del Estado Nacional quien se encargará de todo lo referido a infraestructura, cuestión que generó un largo debate al interior de las Fuerza Armadas sobre si debían participar privados o quedar el proyecto en manos del Estado Nacional.

La creación de la empresa

La decisión final del gobierno militar fue la de abrir el proyecto a la participación de los privados y dentro de éstos privilegiar a los capitales argentinos. Ésta oportunidad fue el origen de la creación de Aluar.

El Grupo Madanes, quien desde 1940 venía creciendo con la fábrica de neumáticos Fate, será la que logre en 1971 la adjudicación del proyecto frente a otros oferentes como la norteamericana Kaiser Aluminio.

La planta de aluminio primario se inaugura en 1973 y al año siguiente, el 8 de agosto de 1974, se realiza la primera colada del preciado metal.

Como ya dijimos, uno de los principales insumos para la producción del aluminio es la energía, razón por la cual la puesta en funcionamiento en 1978 de la Central Hidroeléctrica Futaleufú será el punto de inflexión en la historia de Aluar.

La expansión productiva

En 1981, luego de dos años de funcionamiento de la Central, le permitirá finalmente alcanzar a Aluar la plena capacidad productiva instalada de la fábrica: 140.000 toneladas anuales.

Durante la década de 1980, la empresa comienza un proceso de integración vertical hasta alcanzar el control de buena parte de la cadena de valor más avanzada como la laminación y extrusión del aluminio: en 1983 adquiere Kicsa y más tarde Camea y Refinerías Metales Uboldi.

Los años noventa serán complejas para Aluar dado la convergencia de la baja del precio mundial del metal y la apreciación del peso argentino frente al dolar. Esta situación pusó en «rojo» los estados contables de la empresa y llevó a una mayor difusión del aluminio en muchas ramas de la industria del mercado local.

Con la llegada del año 2000, Aluar inicia otro proceso para expandir su producción de aluminio. Este proyecto culminará en 2007 agregando 137.000 toneladas llevando su capacidad productiva a 410.000 toneladas.

El proceso productivo del aluminio primario

 

Los productos semielaborados de Aluar

 

Productos terminados. Planta Abasto (BsAs)

 

Además de las instalaciones de Puerto Madryn, Aluar cuenta con una planta industrial radicada en Abasto Provincia de Buenos Aires (cercana a la Ciudad de La Plata) donde procesa 30.000 toneladas anuales de productos terminados de alto valor agregado.

También en Buenos Aires cuenta con oficinas comerciales y de asistencia técnica en el Partido de San Fernando al norte del conurbano bonaerense. Éstas oficinas comerciales funcionan dentro de la querida planta industrial de neumáticos Fate que desde 1960 da trabajo a muchísimos de nuestros vecinos (LDO Aberturas está radicada a solo 6 km de la querida Fate).

En la planta del Abasto se encuentra la División Elaborados de Aluar donde se producen productos e insumos para la industria eléctrica, de la construcción, máquinas y herramientas, farmacéutica, la industria alimenticia y la de transporte. Produce perfiles industriales y sistemas de perfiles de carpintería de alta prestación que satisface proyectos arquitectónicos y de la construcción.

Actualidad del gigante del aluminio argentino

Además de Aluar existen otras fábricas de aluminio en Argentina como ALKE, Alcemar, EXAL Aluminio, Alpros, ISHI, etc., pero Aluar Aluminio Argentino SAIC es la única productora de aluminio primario en Argentina y la que más participación tiene en el mercado local e internacional: actualmente factura anualmente alrededor de 14.000 millones.

Debido a la suba del precio del aluminio y al efecto de la devaluación del peso argentino el resultado operativo de Aluar en 2018 fue cuatro veces mejor que en años anteriores. En la segunda mitad de 2018, Aluar triplicó las ganancias semestrales que superaron los 3000 millones.

Actualmente Aluar está embarcada en nuevos proyectos vinculados a la generación de energías renovables, principalmente eólicas, en los que lleva invertidos más de 400 millones de dolares. De este modo, garantizándose la producción de energia, que como vimos es vital para el proceso de obtención de aluminio a través del proceso de electrólisis, Aluar se garantiza proyectar hacia el futuro su actual bonanza.